La nena del boli rojo

29 mayo, 2006

La tremenda desfachatez de Benedicto

Nada bueno me esperaba yo de la cabeza visible de la iglesia católica cuando, este fin de semana, entraba en el tristemente conocido campo de concentración de Auschwitz seguido de un grupo de acólitos que, en formación y uniformados, hacían recordar los peores momentos vividos en ese lugar. La pose estudiada para la foto de rigor era esperable. Las frases conciliadoras, carentes de cualquier intención de disculparse por los errores cometidos en el pasado, "No he venido para que odiemos juntos, sino para que amemos juntos", también. Pero el llevarse las manos a la cabeza y echarle la culpa a otro les ha tenido que doler a los familiares de las víctimas del exterminio nazi que se habían congregado en el lugar.
Y es que a la pregunta retórica de Benedicto "¿Por qué, Señor, has tolerado esto?", le contestaba yo con una verdad como un puño: “Porque vosotros, sus representantes, lo aprobasteis, escondisteis y colaborasteis para que esto sucediera. Pregúntale a Pío XII, o mejor le echas un vistazo a tu currículo que a lo mejor tu pasado militar en las juventudes hitlerianas o en las baterías aéreas nazis te da alguna pista.”


Vivir para ver.

Guardado en Actualidad, Denuncias.

2 Commentarios:

La opinión de... Blogger AdRiA:

Completamente deacuerdo en todo.
La Iglesia sigue tan coherente como siempre...
Aunque me gustaría hacer una aclaración: Eso de las juventudes hitlerianas. Parece ser que era una cosa en la que todos los niños alemanes tenían que serlo, hasta habían niños judíos que los alemanes no se habían dado cuenta. Claro que alguna cosa le habrá quedado.

8:17 p. m.  
La opinión de... Blogger GGD:

la iglesia como siempre va tarde, asi que bueno tardara en reconocer su error un par de siglos más. pero el problema no esta en que reconozca los errores del pasado sino en que siga tan fuera del mundo real.

bueno supongo que en la iglesía piensan eso de que no son tan malos esos problemas mientras luegon puedan pedir el perdon de dios.

como dice el epitafio del cardenal richelieu: "yace aquí el Gran Cardenal, que en vida hizo mal y bien. El bien que hizo lo hizo mal, y el mal que hizo lo hizo bien".

1:41 a. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home