La nena del boli rojo

28 noviembre, 2006

Racismo en Iberia

Y no me refiero a los habitantes de la península (continente por contenido) que desgraciadamente algunos hay, aún. Me refiero a la compañía, a la aérea.
Leo en menéame que dos ciudadanas peruanas se quedaron sin asientos en un vuelo de dicha empresa el sábado pasado a pesar de haber comprado los pasajes. Es el conocido overbooking, me dirán, y hasta aquí todos "a la chita callando" (o asumiendo, que es gerundio) aunque esta práctica abusiva merezca una serie de variadas observaciones e insultos. Lo que ya no pasa es el comentario, marcadamente racista, que la supervisora de Iberia dedicó a ambas cuando expresaron su malestar (algo perfectamente comprensible) por la situación: "qué se creen, que ni siquiera hablan bien el castellano, quéjense donde quieran... ", mientras las miraba de arriba a abajo con desprecio.
He olvidado anotar que dichas mujeres son congresistas y que se dirigían a un encuentro entre diputados indígenas. Lo que me hace preguntarme cuántas personas más habrán pasado por la misma situación sin la posibilidad de que sus quejas sean escuchadas porque carecían de los medios, del acceso a la opinión pública o de la confianza en que su reclamación de dignidad sería tenida en cuenta.
No pretendo, con esta última frase, que por saber cómo son de largos los brazos del racismo y sus consecuencias nos desentendamos de los pocos casos concretos, como este, en los que podemos hacer algo; porque al menos, esta vez, podemos: La empleada en cuestión tiene nombre y apellidos, y desde el blog Peruanista se hace una llamada a todos para que solicitemos su despido; para que manifestemos nuestra disconformidad, rabia, enfado o lo que se quiera a la compañía; y/o para que nos pongamos en contacto con las afectadas.

Guardado en Denuncias.

2 Commentarios:

La opinión de... Anonymous ®:

Bastante lamentable el suceso, pero como dices, ¿cuántas veces habrá sucedido sin ser denunciado? Ojalá la ciudadanía lleve a la compañía a tomar una decisión.

2:59 a. m.  
La opinión de... Blogger el paradójico coco:

Yo soy canario. Estando por la península me he encontrado con un trato denigrante debido a que mi acento suena extranjero (y claro, normalmente un trato maravilloso, pero de eso no va la cosa ahora). En ocasiones, tras decir que no tengo pasaporte ni "papeles" (que es lo que me pedían para algún trámite), sino DNI, el trato cambia radicalmente.
Por desgracia lo que cuentas no es tan raro...

6:19 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home