La nena del boli rojo

15 octubre, 2006

Vargas Llosa, la (premiada) voz de de su amo

Esta semana se supo, con mucho menos bombo de lo que a su protagonista le hubiese gustado, que a Mario Vargas Llosa le entregaban el premio Cabot, de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia. El motivo de tan honroso homenaje es "su distinguido aporte al periodismo" y la "excepcional cobertura informativa latinoamericana", lo que no deja de ser curioso, o indignante -según los ánimos de cada cual-, si tenemos en cuenta la particular visión que este vocero del neoliberalismo, perrillo faldero de Arbusto´s cabinet, tiene de América Latina: nada que ver con esa pretendida objetividad que se autodiagnosticó en la ceremonia. Si, tal como dijo, la información "debe ser objetiva, ajustarse a los hechos y buscar sistemáticamente la verdad" nunca habría osado eludir los datos que ofrece la realidad democrática de los países a cuyos dirigentes políticos tanto, y tan a menudo, critica.
Y es que ese particular -e interesado- modo de interpretar los hechos ya le valió un merecido rapapolvo de Eduardo Galeano, cuando, a principios de este año, le dio por avisar de un peligroso "nuevo racismo" que amenazaba la integridad de "la minoría blanca" en la América más meridional. Voz de su amo político-moral (EE.UU.), Vargas Llosa no pudo sustraerse al discurso de los poderosos que ven cómo, en realidad, lo único que peligra son sus propios intereses económicos ante una mayoría que ha decidido dejar de ser exprimida y lo ha manifestado a través de las urnas. Y es que cuando el pueblo vota, y gana, a la élite "intelectual" sólo parecen quedarle trasnochados argumentos que nos recuerdan a Sarmiento en sus mejores años.

(Será, querido Javier, que no se me da lo de hacer caso omiso. Una pena).


ENLACES RELACIONADOS:
Mario Vargas Llosa: Batracio y Víbora (por Arysteides Turpana Iguaigliginya)
Vargas Llosa y la democracia (Rebelion.org)

Guardado en Actualidad.

3 Commentarios:

La opinión de... Anonymous javi e:

Sobre Mario Vargas Llosa es significativo que algunos de sus compatriotas, digan de él que está sobre valorado -como escritor-. Me parece extrañísimo, ya que aquí tuvimos gente muy poco amable y fascistas reconocidos, como Camilo José Cela, sin embargo nadie se atrevió nunca a decir nada en contra de su genio intelectual. No por falta de atrevimiento, sino por falta de razones.


Me estoy enrollando y he perdido el hilo. Quiero decir que MVL algo habrá dicho en su país para que lo tengan en tan baja estima, cuando son evidentes y reconocidas su dotes literarias. Las malas lenguas hace tiempo que dicen que su amistad con G. Márquez -amigo íntimo de Fidel- está hundida. Sobre los enfrentamientos dialécticos con Galeano no tenía ni idea.

8:42 p. m.  
La opinión de... Blogger Alex Guerrero:

Los mismos que dicen eso de MVL son los que en lugar de votarle, votaron a Fujimori en aquellas elecciones, en Perú (1990).

Muchos son amigos míos, y se me hace muy duro escuchar esas críticas a un Vargas Llosa que nunca tuvo ni siquiera la oportunidad de aplicar su programa neoliberal, cuando el ganador fue alguien mucho peor: un asesino, corrupto, populista, supuestamente de izquierdas, que en cuanto tomó el poder dió tres tazas, no una, de neoliberalismo a ese pobre país.

Yo creo que si uno sigue la línea de opinión de Mario Vargas Llosa, y en el país parece que tiene cátedra fija, observará que ha ido convergiendo en estos años con la de , por ejemplo, el The Economist (esa revista de actualidad política y económica que, sí, será liberal, pero rapapolvos a Bush, a las iglesias y a tantos otros da cada semana). Aunque soy socialdemócrata, para mi ser liberal no es ser de derechas, y no me parece justo que se compare a MVL con fascistas varios o con lo más conservador que hay, porque no es cierto.

4:48 a. m.  
La opinión de... Blogger nena:

Agradezco vuestros comentarios. Ya sabía yo que escribir sobre Vargas Llosa traería opiniones encontradas.
;-)
No obstante, para que quede constancia:
1. No tengo nada que objetar a su labor literaria.
2. Criticar a Vargas Llosa no implica alabar a Fujimori.
3. Que el neoliberalismo no es una política de derechas es opinable. Y en mi modesta opinión, este programa económico, conlleva, en su aplicación, una política marcadamente de derechas que beneficia única y exclusivamente al capital y a sus propietarios a costa del resto de la sociedad.
Desafortunadamente, este nuevo hermano del liberalismo decimonónico se ha teñido ya, demasiadas veces, las manos de sangre.
No pretendo convencer a nadie, (nada más lejos de mi intención, que las ideas de cada uno son libres), pero para quienes estén interesados aquí les dejo unas cuantas opiniones al respecto:
- Prensa española y neoliberalismo I
- El lado más oscuro del neoliberalismo
- Denuncian efectos negativos del neoliberalismo en Latinoamérica
- Enseñanza y Neoliberalismo
- Historia y lecciones de neoliberalismo
- Sobre liberalismo y neoliberalismo

Saludos.

10:44 a. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home