La nena del boli rojo

31 octubre, 2006

Mercedes, Lofts y Conciencias tranquilas (by El País)

Ayer lo comentaban unos amigos: La última campaña publicitaria de El País es una vergüenza. Y yo no podría estar más de acuerdo.

Bajo el lema "Gana y colabora" (versión extendida: "Gana cada día un Mercedes clase A y los domingos un loft y ellos ganarán una vida mejor") el conocido diario ha comenzado a realizar una campaña de sorteos entre los compradores del mismo que promete donar los beneficios íntegros del sistema de participación (llamadas a un 806 y sms) a Unicef para que esos "Ellos" del eslógan (lectores míos, vean la imagen: tiernos niños sonrientes que nada tienen que ver con la cruda realidad de los otros "Ellos" a los que en realidad se están refiriendo) tengan una vida mejor de la que tienen.

Para empezar, y dejarnos de historias, la traducción del eslógan podría ser algo así como:
"Tú compra El País, y hártate a mandar mensajes de a 1.20 cada uno que lo mismo te toca, y para que no te sientas mal pues le vamos a dar unos euros a Unicef, que eso mola, que es muy solidario, como nosotros, por si no lo sabes. Y venga, que sí, que tú también lo eres, anda majete, porque nos compras, y nosotros sólo hacemos cosas buenas con el dinero que nos das, ¿o qué te creías? Si es que somos todos de un bueno que asustamos"

Alguno de vosotros dirá, y no le falta razón, que a fin de cuentas el propósito es bueno, y que quizá es la única manera de que colaboremos económicamente: que nos maquillen la realidad y que nos prometan un cochazo y un loft de esos, que vete tú a saber qué es, aunque tiene pinta de ser algo bueno (o caro, que en este país viene a ser lo mismo). Pero dejando a un lado las buenas intenciones (que de ellas está el mundo lleno, no hay duda), cada vez que veo el anuncio en televisión se me revuelve el estómago.

Me pregunto, para empezar, por qué no donan directamente el importe de los regalos sorteados a Unicef y se dejan de leches... pero claro, eso no vende: ni periódicos ni imagen, que es de lo que se trata.
Tampoco acabo de entender por qué mienten o esconden las verdades: un simple vistazo a las bases de la campaña matiza de manera clara el tema de los ingresos donados, que ya no son íntegros, sino que se descontarán "los costes de las operadoras y los costes directos de la operación" (¿alguien sabe a cuánto puede ascender eso? ¿qué parte del euro con veinte de media irá realmente a parar a Unicef?)
Se me ocurre, además, que ellos que pueden, que son un medio que se supone informativo, podrían aprovechar sus páginas para recordarnos a todos, incluidos nuestros dirigentes, cuál es la situación de todos esos "Ellos" del mundo, qué ocurre y dónde; qué puede hacerse que tenga resultados a largo plazo, que no sea una tirita mal puesta; quién puede hacerlo, cómo.

Aunque quizá, después de todo, la culpa sea nuestra y sólo nuestra. Porque si la campaña funciona será porque tiene audiencia, que la maldita compasión y la caridad cristiana (como dice una amiga) se estilan mucho, y se llevan mejor desde un mercedes o desde la posibilidad de ganarlo, que es, a todas luces, un retrato fiel de una sociedad avariciosa a la que todos pertenecemos.
Pero que conste que eso no exime al diario en cuestión, que debería estar muerto de vergüenza por mezclar ambas realidades en una misma frase para vender más y no para criticar el lujo innecesario, la vacuidad y egoismo de la primera frente al horror de la segunda, para dejar constancia que, precisamente, el nivel de vida de estas "nuestras sociedades occidentales" se mantiene a costa de las otras, menos afortunadas.

Mierda de mundo este.


Guardado en Sociedad, Denuncias.

3 Commentarios:

La opinión de... Anonymous maruchan:

Yo era lectora asidua de El País hasta hace unos años. Seguía algunos de los coleccionables cuando se trataban de libros por fascículos o fichas. Ya sólo sigo algunos de los suplementos y los chistes de Forges y El Roto vía Web;tanta promoción me ha saturado hace tiempo y lo de estos sorteos es ya el colmo. La competencia por la publicidad no perdona. Lástima de periódico

8:51 p. m.  
La opinión de... Blogger nena:

Estoy contigo, una lástima.

10:38 a. m.  
La opinión de... Anonymous javi e:

Buah! Pues a mí me lo dieron el otro día mientras paseaba me dieron el folleto y lo tiré sin leerlo. Lo cogí pensando que era un nuevo diario gratuito -como el metro- y al ver que era publicidad se fue directo a la papelera.


Es una publicidad con mucha demagogia, pero que le vamos a hacer.

7:33 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home